Amor de Mayo.

Días largos que se hicieron cortos.

Tres meses de verano fugaces.

Pasando el invierno en idas y venidas, tardes frías con sabor a café.

Yo sin saber que hacer, tú sin saber querer. Yo a tu lado tú al mío al fin lo entendimos. Abrazos, besos, noches largas, gritos, empujones y recriminaciones varias. Bipolaridad por horas pero intenso, como el café sin azucar. Tu café el que tanto te gustaba, mi café el que tanto me encanta. Mil tormentas, mil ponientes, mil risas, mil bromas que solo entenderemos y entendíamos.

Nosotros.

Mil peleas, miles de metidas de pata y ahí seguíamos. No me jodas. Fuimos valientes al fin y al cabo.

Tú bipolar, yo tripolar pero con suficiente cordura cuando sabíamos que no podíamos estar separados.

Dos años largos.

Y 07:00 pm, yo me fui,  tú te fuiste el barco se quedó solo. Pero hoy el mar ya está en calma.

 

 

 

Anuncios

¡ Qué puta maravilla ! La de morderte, la de joderte y que te encante. Desorientarte. Estudiarte. Mirarte y no mirarte. Irme y no tener que buscarte. Stella.

Esta es tu primera entrada. Haz clic en el enlace “Editar” para modificarla o eliminarla, o bien crea una entrada. Si lo prefieres, puedes utilizar esta entrada para contar a los lectores por qué has empezado este blog y qué tienes previsto hacer con él. Si necesitas ayuda, contacta con los simpáticos miembros de los foros de ayuda.