Escritos de aeropuerto.

Ojalá siempre sepas que serás tuya, muy tuya.

Que las palabras no siempre se las lleva el viento que no todos los hechos son tan correctos.

Que el mar a veces también parece desierto.

Que las horas no siempre las marca una aguja, también las marcan personas.

Que me ahogué en mis quimeras y un día volví a florecer como árbol de primavera.

Y que si el cielo está gris no es tristeza, es calma y quien calmará la sed en busca de algo que no esté escrito, de liberarme de mis delirios.

Y esta mente intrínseca tan mía que da paso a mi carácter, a mis folios, a mi letra, a mi entereza; a enamorar.

Que si tropezamos más de dos veces con la misma piedra es porque en ese momento nos parece la más bonita.

Que la gente va y viene pero siempre hay una que queremos que se quede.

Que los libros son siempre mejores que las pelis.

Que la vida no siempre es bella, que la muerte es lo único justo y que es cierto que el “más allá”  nos espera.

Que  las manos también se leen, que los ojos son el espejo más real. Que el camino fácil te deja a medias de la cima y en el camino difícil hallarás el cenit.

Has de saber también que el amor es la primera lengua más hablada del mundo aunque no te lo enseñen.

Que la historia no solo se escribe en libros, también la escriben los tatuajes.

Que nuestro Dios puede ser Kurt Cobain o Jimmy Hendrix y no el que dicen que está arriba.

Que el nirvana no durará siempre y que la tristeza es pasajera. Que el lunar más insignificante para ti puede ser la salvación de otro.

Que la lluvia apaga el Sol.

Que el litio a parte de curar también se puede tocar.

Que en la cama no sólo se duerme.

Que en los aeropuertos no sólo se cogen aviones.

Que la distancia sacia.

Que los cafés no sólo sirven para desayunar sino para hablar horas, para hacer las paces, o para poner un final definitivo.

Que el amor no siempre es recíproco, que las guerras no son sólo cosas de Hollywood.

Que instagram no sólo va de fotos, va de “directs” que te harán coger un tren más de una vez.

Que la media naranja puede ser un medio limón o una media fresa puestos a elegir entre fruta.

Que la naranja salvaje también es un sabor.

Que el vino no es de gente aburrida y puestos a elegir prefiero el Rioja en la playa.

Que Gerona también es bonita aunque sólo oigas Barcelona.

Que lo que tenga que pasar, pasará.

Que siempre hay finales alternativos.

Y que las mejores historias se escriben caminando, viviendo y amando.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s